Menú Cerrar

Cómo afrontar un despido de trabajo sin caer en depresión

Cómo afrontar un despido de trabajo

Perder un empleo es algo que puede ocasionar muchos dolores de cabeza, y más aún con las dificultades que existen hoy en día de conseguir otro. Factores como la edad, una familia que mantener o el progreso personal pueden ser motivos por los cuales uno pueda entrar en una crisis produnda de la cual no pueda salir fácilmente. En esta página te contaremos cómo afrontar un despido de trabajo sin caer en depresión, o en caso de que ya te encuentras en la misma, te ayudaremos a salir.

Los despidos de trabajo pueden surgir en cualquier momento, incluso en el menos esperado. Por lo generar uno nunca está atento a que le puedan pasar este tipo de cosa. Los mismos pueden tener diferentes motivos que van desde reducción de personal (para minimizar gastos), por algún error cometido o mal comportamiento, por no estar a la altura de la empresa, por que se termina el contrato y no desean renovarlo o simplemente por alguna pelea interna en la empresa.

Algunos consejos para afrontar de forma correcta un despido laboral

A continuación te dejaremos algunos pequeños consejos para que puedas aplicar en tu vida personal cuando tengas que enfrentarte a un despido de trabajo.

Analizar si fue un despido correctamente justificado

En muchas oportunidades las empresas suelen despedir a sus empleados sin pagarles la indemnización y sin proporcionar algún justificativo que valga legalmente, lo que puede ocasionarles un gran problema legal. Si este es tu caso te recomedamos que te asesores con un abogado para poder iniciarle una demanda a la empresa, y así poder cobrar la indemnización por despido que te corresponde.

En caso de que te paguen la indemnización correcta por el despido, legalmente no podrías hacer ningún tipo de demanda judicial. Trendías que aceptarla y continuar una nueva búsqueda de trabajo. El monto de la indemnización puede darte un gran respiro para mientras tanto poder continuar con tu vida personal sin tener que pedir un préstamo dinero.

Iniciar una nueva búsqueda de trabajo

Seguramente esta sea la parte más complicada, ya que dependiendo de tus conocimientos y experiencias las posibilidades de conseguir un nuevo empleo pueden ser más fáciles o difíciles. Si el despido fue en buenos términos, tuvieron que haberte pagado una indemnización, la cual puede ser utilizada mientras te encuentres en el proceso de búsqueda de trabajo.

También se puede pedir ayuda a familiares para que te den una mano mientras te encuentras buscando un nuevo empleo. Otra opción es pedir y ayuda al estado, que dependiendo del país donde te encuentres tienen que disponer de algún programa nacional para colaborar con la gente sin empleo.

Ponerse mal no debe ser una opción

Comprendemos lo difícil que es un despido y las consecuencias difíciles de afrontar que puede tener, pero si lo pensaras detenidamente te darás cuenta de lo poco que te puede servir entrar en una crisis y depresión, ya que lo único que ganarías es complicar más las cosas. Lo que hay que entender es que el problema ya está ahí y eso no va a mejorar estando mal, siempre hay que tratar de estar mejor, buscar apoyo en amigos y familiares, estar tranquilo y salir adelante ya sea buscando un nuevo empleo o emprender proyectos personales.

Verlo como una oportunidad para mejorar

Todo cambio, sea bueno o malo, a la larga puede verse como una oportunidad para mejorar, haciendo cosas diferentes y aprendiendo de los errores cometidos en el pasado. Tal vez el hecho de que te hayan despedido de tu trabajo puede ser el punta pié inicial para que te dediques a ese proyecto personal que tanto deseaste durante mucho tiempo.

Además también podes afianzarte en otros aspectos de la vida, como la familia, amigos y tu formación académica. Básicamente cosas que tienes postergado por tener que trabajar muchas horas diarias y no disponer del tiempo necesario.

Hacer una autocrítica sobre el despido

En muchas oportunidades puede pasar que el despido sea correctamente justificado, y en esos casos lo más recomendable es analizar profundamente la situación para entender cuáles fueron los errores cometidos que te han llevado a ese despido. El objetivo de esto es aprender de todas esas experiencias para que no te vuelva a pasar en algún futuro. Si todo se ve desde el punto de vista positivo es muy probable que no sea tan doloroso.

En caso de que sea necesario pedir una disculpa a tus ex empleadores sería una excelente forma de despedirse de la mejor forma posible. Pensá que una experiencia laboral con despido puede no ser muy bien vista por los futuros reclutadores y empleadores, es por eso que terminar bien una relación laboral también es importante para tus futuras oportunidades de trabajo. En estos casos lo mejor es dejar el ego personal aún lado para enfocarse en el futuro personal.

Compartir esto en: