Menú Cerrar

Cuándo se debe usar una carta de presentación

Cuándo usar una carta de presentación laboral

La carta de presentación laboral suele ser una pieza muy importante en la búsqueda de trabajo, ya que permite detallar más en profundidad algunos aspectos del currículum vitae que no se pudieron desarrollar en su totalidad. Con este documento los selectores pueden conocer un poco más al postulante antes de iniciar una eventual entrevista de trabajo. Si bien la carta de presentación tiene un rol muy importante, no siempre es necesario elaborar una.

En este artículo te contaremos cuándo es realmente necesario crear una y cuándo no lo es. Cada trabajo es un mundo diferente y pueden tener diferentes requerimientos y exigencias.

Cuándo no usar una carta de presentación

En diferentes circunstancias no es necesario utilizar una carta de presentación. A continuación te dejaremos algunas de ellas para que puedas analizar si te encuentras en estos casos.

  • Cuando es un trabajo informal o de baja relevancia, donde principalmente no haya muchos competidores y competencia
  • Cuando los empleadores ya te conocen tampoco es necesario presentar una. En estos casos con tan solo enviar el currículum alcanza, debido a que ya están al tanto de tus aptitudes y conocen quien realmente eres
  • Cuando el currículum es muy largo (más de una hoja) o se explican con detalles todos los elementos. En estos casos una carta de presentación puede ser redundante y poco interesante para los selectores. Hasta existen casos donde incluir demasiada información puede ser contraproducente a la hora de que el postulante sea seleccionado
  • Cuando se presente el currículum de forma presencial, también no se recomienda acompañarlo de la carta de presentación, ya que al ser muchas hojas podrían perderse
  • En aplicaciones o portales web de trabajo por lo general solamente se cargan los datos del currículum. En estos casos la carta de presentación no suele solicitarse, a menos que se especifique
  • Cuando no tienes mucha información que incluir, por ejemplo con nula experiencia de trabajo, sin estudios universitarios o aptitudes que destacar y profundizar.

Esos son algunos casos donde no se recomienda utilizar una carta de presentación junto al CV. Esto no quiere decir que no deba usarse una, solamente es una recomendación, siempre se puede hacer una utilizando el criterio personal o si en el aviso lo solicita.

Cuándo usar una carta de presentación

Ya dejando bien en claro cuando no se debe utilizar una carta de presentación personal, ahora te contaremos cuándo es recomendable enviar una junto al currículo.

  • Cuando se ofrezca un trabajo ejecutivo o de algún rango superior que requiera de una descripción más profunda de las habilidades y aptitudes de los postulantes. Si la trayectoria y experiencia es un punto muy importante, seguramente el currículum con la carta puedan ser elaborados en varias hojas
  • Cuando te encuentres postulando a una oferta de trabajo interna (por ejemplo para cubrir otro puesto de trabajo en la misma empresa) y los encargados de la selección no te conozcan. En ese caso sería una muy buena posibilidad para que puedas describir mejor cuáles son tus funciones en la actualidad y qué tendrías para ofrecer en el nuevo puesto de trabajo.
  • Cuando un puesto de trabajo tiene mucha demanda es necesario resaltar hasta con el más mínimo detalle. Una buena carta laboral puede hacerte destacar sobre otros postulantes que pretenden el mismo empleo
  • Cuando no conozcas a nadie que te pueda recomendar para un trabajo en una empresa, también puede ser muy útil escribir una carta personal de presentación y mostrarte ante los reclutadores.

Esos son algunos de los casos donde más se recomienda utilizar una carta personal de trabajo. Como ya hemos mencionado antes, dependiendo las especificaciones de las vacantes puede ser más o menos necesario, y en todos los casos se deja a criterio del postulante la utilización de la carta.

Compartir esto en: