Menú Cerrar

Llegar tarde a una entrevista de trabajo

llegar-tarde-entrevista-trabajo

Si tuviésemos que hacer una lista de los siete pecados capitales laborales, llegar tarde a una entrevista de trabajo sería uno de ellos. Sea tu culpa o no, debes aceptar que es algo malo, sí, pero no es el fin del mundo.

Primero, mantén la calma, pues es más probable que puedas solucionar este problema de la mejor manera. Hay 3 cosas que puedes y debes hacer para salir de esta situación lo mejor posible.

Llama avisando tu retraso

Si es evidente que vas a llegar tarde a una entrevista de trabajo, el gesto más considerado ahora mismo es avisarle a la empresa que no podrás llegar a la entrevista a tiempo. De hecho, si vas demasiado tarde, lo mejor sería que propusieras reagendar la entrevista.

Eso sí, no llegues tarde a la entrevista sin avisar que ibas retrasado, pues muestra que no tienes ni responsabilidad para cumplir fechas límite ni tampoco consideración por el resto de las personas que dependen de ti.

Sé honesto al llegar tarde a una entrevista de trabajo

Obviamente, la primera pregunta que te harán es por qué llegaste tarde. Incluso si tu retraso se debió a algo extraordinario y difícil de creer, no exageres, pues parecerá que estás mintiendo.

Discúlpate, pero no 100 veces

A penas llegar al lugar, claramente debes disculparte por tu retraso, pero eso sí, discúlpate una vez y no más.

Si vuelves a disculparte o a siquiera mencionar el tema durante el trascurso de la entrevista de trabajo, vas a hacer que el reclutador se enfoque más en tu error que en tus puntos fuertes como posible empleado, lo cual reducirá tus probabilidades de obtener el puesto de trabajo.

Compartir esto en:

Deja un comentario